El gas licuado del petróleo se trata de una mezcla de gases licuados presentes en el gas natural o disueltos en el petróleo. El GLP también recibe el nombre de autogas y es el combustible de Repsol para convertir motores de gasolina a este carburante sostenible.    

En Janauto transformamos su vehículo de gasolina a GLP, ya que estamos autorizados para instalar este combustible alternativo.

El uso del GLP tiene ventajas tanto económicas como medioambientales. Entre los beneficios que reporta este nuevo combustible destacamos los siguientes:

       Ventajas medioambientales:

  • El autogas contribuye al medio ambiente, respetando el entorno: El GLP produce bajas emisiones de CO2, las partículas contaminantes que emite este combustible al entorno son inapreciables. Además, genera muy bajas emisiones de NOx y el ruido del motor se reduce a la mitad. La contaminación se reduce y se mejora la calidad del aire que respiramos.

       Ventajas económicas:

  • El uso del gas licuado del petróleo supone un ahorro de hasta el 50% de combustible, ya que el precio del litro de GLP es inferior al de la gasolina y el gasoil. Además, al contar el vehículo con dos depósitos de combustible (gasolina y GLP), tendrá mayor autonomía.

                                   

  •  El tiempo de repostaje es parecido al de los vehículos de gasolina, sin embargo, los vehículos adaptados a GLP disponen de un motor que sufre menos desgaste, ya que el autogas no genera residuos. La vida útil del aceite se alarga, haciendo posible que los cambios de aceite y filtros se realicen de forma dilatada en el tiempo, traduciéndose en un menor coste de mantenimiento. Otra ventaja de poseer un motor que funcione con GLP es que difícilmente se producirán averías y por lo tanto, el coste de mantenimiento será menor.

                           

 

Pida su presupuesto